Después de la fiesta (Arte y Economía) 2017
Exhibición en la Galería del Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla (IMACP)
16 de marzo al 17 de mayo de 2017
Mexico

Panorama económico, deuda externa, pobreza laboral, emisión monetaria e inflación interna, son algunos de los argumentos que hoy día forman gran parte de nuestro habitual léxico, constantemente recordándonos que nos encontramos en medio de una volátil recesión económica.

Durante el actual periodo, desencadenado en otoño del año 2008 por el estallido de la burbuja inmobiliaria en Estados Unidos; la crisis financiera se ha desplegado a una velocidad y escala que ni el mas tenaz pesimista podia haber predicho lo siguiente: Para el año 2009, el PIB mundial había descendido un 5% y el crecimiento del comercio mundial fue negativo por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial.

Esta abrupta desaceleración económica provoco en muchos el temor de volver a caer en una prolongada recesión como lo fue la Gran Depresión de los años treinta. Los políticos se encontraban atemorizados no solo por la magnitud del daño causado a la economía, sino también por el peligroso impacto político que esta recesión podía traer en la estabilidad del sistema internacional. Las problemáticas relacionadas a la estabilización de los mercados financieros y el rescate a la economía, acapararon el centro de atención de los gobiernos alrededor del mundo. Para el año 2010, la economía global mostró una ligera señal de recuperación debido a numerosos bail-outs (rescates financieros) a bancos y gastos públicos a un nivel nunca antes visto. Estas operaciones resultaron extremadamente costosas, dando lugar a una nueva ola de especulación financiera debido al déficit acumulado, poniendo a prueba la fortaleza de las economías; hasta las mas poderosas naciones.

1/12